Da a conocer INEGI reporte de homicidios por estado, Guanajuato el más violento

AIDA RAMÍREZ

En 2021, los homicidios registrados en el país, según las estadísticas revelan que se registraron 35 mil 625 homicidios en México, que señala una razón preliminar de 28 homicidios por cada 100 mil habitantes a nivel nacional y la tasa es menor a la registrada para el mismo periodo de 2020, que fue de 29, cuando se observaron 36 mil 773 casos.

Al dar a conocer la información por estado y a nivel nacional, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señala que en el caso de las mujeres, la razón en 2021 se mantuvo en seis homicidios por cada 100 mil personas del sexo femenino, pero en total fueron tres mil 991.

Y para los hombres, la razón fue de 50 homicidios por cada 100 mil personas del sexo masculino; una disminución respecto a 2020, cuya tasa fue de 52, totalizando 31 mil 199.

En los datos por entidades federativas, destacan con las más altas cifras Guanajuato con cuatro mil 333, pero a la baja respecto a 2020 que fueron cinco mil 370 homicidios; le sigue Baja California con tres mil 246, un alza respecto al año anterior que fueron dos mil 967; Estado de México con tres mil 114, 25 casos más que en 2020.

Chihuahua con dos mil 743, cifra a la baja respecto a los tres mil 468 del año anterior; Michoacán presenta dos mil 691, esto es 291 homicidios más que el año pasado; Jalisco con dos mil 231, cifra menor a los dos mil 241 de un año antes; Sonora con dos mil 088, cifra al alza respecto a los un mil 582 de 2020.

Luego siguen Zacatecas que registró un mil 776 que significan 532 casos más que el año anterior; Guerrero con un mil 469, cifra ligeramente menor a los un mil 507 de 2020; Morelos con un mil 198, que significa 210 casos más respecto a 2020; Ciudad de México con un mil 071, esto es, 269 casos menos que un año antes; Nuevo León con un mil 065, esto es 146 casos más que la anualidad anterior.

Yucatán registró el menor número de casos con 55; Baja California Sur con 77; Aguascalientes con 101; Campeche, 107; y menores a 300 homicidios se encuentran Coahuila, Durango, Hidalgo, Nayarit, Querétaro y Tlaxcala.

Por otro lado, la mayor causa de defunción fue la agresión con disparo de otras armas de fuego y las no especificadas con 24 mil 307 casos, en donde 21 mil 917 hombres murieron por esta causa y dos mil 300 mujeres, 90 casos no fueron especificados; y con arma corta, rifle, escopeta y arma larga, alcanzaron 177 casos.

Destaca la agresión por medios “no especificados” con cuatro 114 casos, en donde tres mil 386 eran hombres; 470 mujeres y 250 “no especificado”.

Mientras que tres mil 608 casos de muerte se registraron por agresión con objeto cortante; tres mil 080 fueron hombres y 486 mujeres, y 42 no especificado.

En homicidios por ahorcamiento, estrangulamiento y sofocación fueron dos mil 601 personas; dos mil hombres, 577 mujeres y 24 no especificado.

En otras agresiones como con objeto romo o sin filo fueron 271; con humo, fuego y llamas fueron 255; agresión corporal, 87 casos; por ahogamiento o sumisión, 83 casos; entre otros.

El INEGI precisó que las cifras se derivan de las Estadísticas de Defunciones Registradas y provienen de los registros administrativos de defunciones accidentales y violentas que generan las entidades federativas y que el Instituto recopila cada mes.

Como fuentes informantes se consideran 352 Oficialías del Registro Civil, 105 Servicios Médicos Forenses y 260 Agencias del Ministerio Público que tuvieron, al menos, un registro de homicidio.

También se incluye la información de homicidios que resulta del avance en el proceso de confronta entre el INEGI y la Secretaría de Salud.

Señala que los homicidios forman parte de las defunciones accidentales y violentas. Su clasificación se determina con base en las causas (afecciones y lesiones), la presunción del tipo de defunción y el motivo de la lesión que registra el médico certificante en el certificado de defunción. Las primeras dos son fundamentales para distinguir entre un presunto homicidio, un presunto accidente, o un presunto suicidio.