Proponen cursos de seguridad vial a menores, para prevenir accidentes

PATRICIA RAMÍREZ

Foto: fundtrafic.org

Es urgente tomar medidas para atender los accidentes viales para evitar accidentes de tránsito, pues sólo en el 2020 se registraron 6 mil 549 incidentes, que generaron 150 muertos y mil 603 heridos, advirtieron diputados locales.

El diputado Carlos Hernández Mirón propuso por ello reformas a la Ley de Educación de la Ciudad de México en materia de educación vial, para dar cursos de seguridad vial, sobre todos a los menores de edad.

En su iniciativa, el diputado Carlos Hernández Mirón resalta que cada media hora muerte un menor de edad, víctima de algún accidente de tránsito en Latinoamérica y el Caribe, de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés).

Asimismo, en México las lesiones por accidentes de tránsito son la principal causa de muerte de niñas y niños de cinco a 15 años, y la segunda para jóvenes de entre 15 y 29 años, según la Federación Internacional del Automóvil (FIA, por sus siglas en inglés); la Fundación Gonzalo Rodríguez; Save the Children y UNICEF.

La propuesta presentada ante la Comisión Permanente establece que se deben impulsar clases, cursos y/o talleres de educación vial básica para niñas, niños y adolescentes, que además de reducir las posibilidades de que sean víctimas en algún accidente, ellas y ellos se convertirán en peatones, pasajeros, conductores, ciclistas y motociclistas responsables, conscientes y precavidos.

Hernández Mirón precisa que la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial define a la educación vial como aquella actividad que tiene como objetivo promover una cultura vial en la población, con el propósito de cambiar los patrones de comportamiento social.

Asimismo, añade, dicho ordenamiento resalta la urgencia de fomentar hábitos que permitan prevenir los siniestros de tránsito; el uso racional del automóvil particular; la promoción de los desplazamientos inteligentes y todas aquellas acciones que permitan lograr una sana convivencia en las calles y avenidas de la capital.

Sin embargo, la Ley de Educación capitalina refiere el tema de manera general y no como un derecho de niñas, niños y adolescentes. Sólo en la fracción XXIV del artículo 7 establece la necesidad de promover la educación vial a través de actividades extracurriculares y la difusión de materiales, con el fin de preservar la vida y la integridad física.

El también integrante de la Comisión de Movilidad Sustentable y Seguridad Vial afirma en su texto que las niñas, los niños y adolescentes tienen contacto permanente con el tránsito vehicular como peatones, pasajeros o ciclistas. De ahí, considera, la importancia que desde la infancia conozcan las normas que les permitan conceptualizar la seguridad vial como parte de su educación básica.

“¿Pero qué enseñarles? Elementos básicos, pero de suma importancia para la salvaguarda de su integridad física: mirar a ambos lados antes de cruzar una calle, aunque vayan acompañados; en la medida de lo posible, buscar un puente o el paso peatonal; si usan bicicleta, fomentar el hábito de casco y otras medidas de seguridad; y, finalmente, las señales y reglas de tránsito”, puntualizó.

“Proteger a los usuarios más vulnerables y fomentar la educación vial en la enseñanza obligatoria”, subraya Hernández Mirón en su iniciativa, la cual fue turnada por la Mesa Directiva del Congreso local a la Comisión de Educación, con opinión de la Comisión de Movilidad Sustentable y Seguridad Vial, para su análisis y dictamen.