Proponen diputados prohibir collares de castigo para perros, por los daños que les generan

POR PATRICIA RAMÍREZ

Los collares de castigo para perros les generan daños físicos y psicológicos, lo que constituye maltrato animal, por lo que diputados locales propusieron prohibirlos, pues actualmente no hay regulación en torno a estos instrumentos.

El diputado Jhonatan Colmenares Rentería, explicó que los collares eléctricos tienen un dispositivo que provoca descargas al perro, la corriente eléctrica se envía desde los nervios de la médula espinal a todo el perro, lo que le provoca un calambre instantáneo en todo el cuerpo y además puede producir quemaduras en el cuello.

Otros collares metálicos constan de numerosas púas que se clavan en el cuello del perro cuando éste tira de la correa y también están los llamados collares o lazos de ahogo, consistentes en una correa que tiene una argolla al final, el cual se colocan directamente sobre el cuello del animal y se aprieta cuanto más jala el perro.

Acotó que no existe una regulación que prohíba la venta de los collares citados y por ello su comercio se realiza de manera indiscriminada, sin ofrecer ningún tipo de información.

El legislador priista consideró que el maltrato animal es una problemática que quizás no ha cobrado la relevancia que debe tener y que por esa razón persiste en nuestra sociedad.

Por ello, presentó una iniciativa para adicionar una fracción XXVI a la Ley de Protección a los Animales, de la Ciudad de México, de tal forma que quede asentada la prohibición de utilizar collares que causen daño o dolor al perro.

Colmenares agregó que más del 70 por ciento del alrededor de 30 millones de perros que existen en México, viven en situación de calle, y que seis de cada diez sufre maltrato y se estima que en México existen alrededor de 30 millones de perros, lo que equivale a la población conjunta de la Ciudad de México, el estado de México, Jalisco y parte de Puebla; o bien, representa 343 Estadios Azteca llenos.

La Iniciativa propone adicionar la fracción XXVI al artículo 25 a la Ley de Protección a los Animales de la Ciudad de México para establecer que “queda prohibido por cualquier motivo la utilización de cualquier tipo de collar como el eléctrico, de púas y de ahogo o cualquier instrumento de castigo para perros”.

La Iniciativa fue turnada para su análisis y posterior dictaminación a la Comisión de Bienestar Animal.

 

Deja una respuesta