Protestar contra la violencia… con violencia

Nuevamente la marcha y las movilizaciones contra la violencia de género, el maltrato machista de las mujeres, fue desvirtuado po esos grupos de enmascaradas que destrozan todo a su paso.

¿Qué protestar contra la violencia debe ser, precisamente, con violencia?

Alguien debe ser el promotor de esos movimientos, porque, baratos, no son.

Claudia Sheinbaum otra vez no hizo nada.

Carta abierta para provocar destrozos, desmanes y toda clase de excesos. Desde las protestas de hace dos años, cuando se vio obligada a ofrecer disculpas hoy nada se hace para impedir esa impunidad.

Ese grupo de mujeres de negro ha argumentado que es más grave -y así es- la violencia contra las mujeres y no un vidrio roto o una pared con pintas de protesta.

Por supuesto que son inaceptables la violencia, el maltrato y los asesinatos de mujeres, pero protestar contra la violencia con más violencia es no sólo una contradicción sino un despropósito.

Anoche, en el Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en Guaymas, Sonora, un grupo armado abrió fuego contra la alcaldía y tres personas murieron.

Una era activista, precisamente.

– Que se terminen los feminicidios, que a los hombres se les eduque en casa y forme en las escuelas para acabar con esa violencia que mata, se escuchó en radiopasillo.

 

Presionan a Olga

El decreto que Andrés Manuel López Obrador publicó en el Diario Oficial para clasificar como asunto de estado todas las obras que considera prioritarias en su gobierno continúa encendiendo ánimos y provocando debates.

Ayer, más de cincuenta senadores de oposición presionaron a la ex ministra y ex secretaria de Gobernación para que presente una controversia constitucional contra el llamado decretazo.

Al respecto, el coordinador de los morenistas, Ricardo Monreal Avila, dijo que ellos, el grupo oficial, son casi 80 y que no están de acuerdo en que la presidenta del Senado la presente de manera unilateral.

 

¿No que eran calumnias?

Simon Levy tuvo que recular.

El ex subsecretario de Turismo, presunto hombre de negocios, popular en twitter, negó siempre ser quien aparece en un video pateando la puerta de un departamento en Polanco.

Esa vivienda es de Emma Yolanda Santos, una mujer con quien mantiene un pleito legal.

Siempre dijo ser víctima de una campaña y de amenazas.

Ahora se disculpó.

Hasta el empresario Ricardo Salinas Pliego lo retó a patear su puerta, para ver cómo le va, después de observar la forma cómo acosó a su vecina.

-En twitter ha promovido una imagen de ser un hombre a la vanguardia y sensato, pero la realidad, según se observa en el video y ha reconocido, es otra, se escuchó en radiopasillo.

radiopasillo@ova.com.mx