Pumas pierde invicto y liderato

TIGRES LO BAJA DE LA NUBE

Domina el primer tiempo, pero en el segundo lo remontan.- Anotan Rodríguez, López y Gignac; Nahuel, clave en el triunfo

Se acabó el encanto. Los Pumas de la UNAM no pudieron mantener el paso perfecto y cayeron en el estadio Olímpico Universitario 1-2 frente a Tigres, con lo que pierden su invicto y el liderato del torneo Grita México Clausura 2022 de la Liga MX.

Revés doloroso para los Pumas, porque tuvieron un buen primer tiempo, en donde sometieron a Tigres, lo superaron claramente y generaron opciones como para definir el partido desde los primeros 45 minutos, pero solamente pudieron hacer un gol vía Jerónimo Rodríguez, los arribos que lanzaron al marco se toparon con la figura de Nahuel Guzmán, quien detuvo cuando menos tres ocasiones que se cantaban como gol para mantener en el partido a los norteños, y en otra el poste le negó a la UNAM ampliar su ventaja.

Eso le costó caro a Pumas, porque en el segundo tiempo Tigres logró rehacerse y con tantos de Nicolás ‘Diente’ López y André-Pierre Gignac, éste último a través de un penal en la reposición, le dieron vuelta al marcador y acabaron con la perfección y el invicto de Pumas, bajándolo de la cima de la clasificación.

SE QUEDÓ CORTO UNAM

tuvo un buen primer tiempo, con recuperación, dinámica, verticalidad y claridad para generar arribos, solamente le faltó la dosis de contundencia.

Lillini mantuvo a sus brasileños en la formación y dejó a Dinenno en la banca. Así, el ataque lo integraron Diogo y Rogério, bien apoyados por Saucedo y Favio Álvarez, que fueron los abastecedores y tuvieron bien respaldo con Leo López, Meritao y Jero Rodríguez, autor del gol.

Tigres por su lado buscó hacer daño con Gignac y ‘Diente’ López en ofensiva, con Thauvin y Córdova jugando como orquestadores, mientras Aquino y ‘Chaka’ buscaban hacer daño llegando por los costados.

Bajo esa condiciones, Pumas fue mejor en los primeros 45 minutos, aunque el primer aviso lo dio Tigres con tiro de López que Talavera rechazó y un servicio de Thauvin que Talavera manoteó cuando Gignac preparaba el cabezazo.

Pero tras ello, la recuperación de López y Meritao, la claridad de Álvarez y Saucedo y la habilidad y dinámica de Rogério y Diogo, y de Pumas en general, se impuso. El primer aviso de UNAM fue un tiro de Diogo que Nahuel rechazó a dos manos.

Tigres tuvo otra opción en un disparo del ‘Diente’, dentro del área, que se fue por un lado.

RUGIDO PUMA

Pumas creció, tuvo la posesión del balón y a la media hora de juego tomó la delantera, con un buen pase de Favio Álvarez para Jerónimo Rodríguez, quien definió a la perfección.

El gol dejó en shock a Tigres y UNAM fue al frente en busca de liquidarlo, generó arribos pero se topó con Nahuel Guzmán.

Minutos después, vino una acción similar, una calca, pase al hueco, Jerónimo Rodríguez apareció sólo y tiró, pero esta vez Nahuel desvió con una mano. Luego, un tiro de Meritao de zurda que Nahuel Guzmán desvió a tiro de esquina con espectacular lance.

Y posteriormente, un cabezazo de Arturo Ortiz que se estrelló en el poste.

Pumas no pudo rematar a Tigres, lo dejó ir vivo al receso.

SE LA VOLTEAN

Para el complemento, Pumas mantuvo el control de la acciones, frente ello, Miguel Herrera ajustó su formación, ingresó a Juan Pablo Vigón, a Luis Quiñones y a Carlos González.

El ingreso de piernas frescas le dio mayor volumen al juego y a la ofensiva de los norteños, además de que Pumas ya no tuvo la claridad del primero tiempo en su ofensiva.

El duelo se cerró, ya no hubo opciones de real peligro, Tigres creció y a los 79 de acción, en una acción fortuita, Nicolás ‘Diente’ López envió el balón a las redes para poner el empate.

Con la igualada, ambos buscaron el triunfo, pero sin crear algo para lograrlo. El tiempo avanzó y a los 92 de acción vino una acción en donde Juan José Miguel le cometió un penal a Gignac y tras los reclamos y revisión, a los 97 el francés hizo efectivo el tiro desde los once pasos para darle el triunfo a su escuadra.

Así se decretó el triunfo de Tigres, que acabó con la perfección, el invicto y el liderato de Pumas.