Quién es Quién en las Verdades

La verdad no peca, pero incomoda, asegura vox pópuli.

Aplica a la perfección para calificar el ejercicio -así le llaman- que se realiza en Palacio Nacional, para exhibir y estigmatizar a periodistas y medios de comunicación críticos, llamado Quién es Quién en las Mentiras.

Ayer fue mi debut oficial en la lista de líderes de opinión con más menciones negativas.

Es decir, con más señalamientos de errores, de desaciertos, de malas decisiones y de nulos o pobres resultados del gobierno en turno.

No mentiras, no falsedades.

Sólo verdades.

Esa crítica que tanto incomoda a Andrés Manuel López Obrador es una obligación.

Esa es la función de un periodista, de un comunicador, de un reportero, de un medio.

No la de ser aplaudidor o adulador de primera fila.

Independientemente de filias y fobias.

Porque existen, porque se dan.

Andrés Manuel debería escuchar esas voces críticas y tomarlas en cuenta para hacer un mejor gobierno, y no descalificarlas a priori.

Jorge Ramos vino de Estados Unidos y acudió a la mañanera a confrontar cifras, datos, sobre violencia y crimen.

Y, pese a que citó y se sirvió de cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el presidente las desestimó.

Ayer, Julio Hernández, a quien acusaron de mentir con el tema de la urbanización de mil 805 hectáreas de la Sierra de San Miguelito, en San Luis Potosí, acudió y con documentos en mano usó su derecho de réplica.

Y ahí estaba la secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales, (Semarnat), María Luisa Albores Guillén, quien, dice Hernández, no evita que se atente contra esa Area de Reserva Natural Protegida (ANP) estatal.

Y no sabía del caso. Sólo escuchaba.

Y Andrés Manuel, lo reconoció, tampoco.

Ana Elizabeth García Vilchis, antropóloga, es la presentadora.

Y así como se hace el análisis de menciones negativas, debiera hacerse uno de menciones positivas, de periodistas y medios aduladores.

Eso se llama equilibrio.

Eso se llama apertura.

 

Se placea El Carnal

Marcelo Ebrard Casaubon, feliz como una lombriz, placeándose en Sudamérica.

Y ahí andaba, de saludo en saludo, de abrazo en abrazo, en la toma de protesta de Pedro Castillo, como presidente de Perú.

Quiere ser presidente de México y López Obrador lo apoya.

 

Vámonos: Aplauso a los jóvenes de 18 a 29. Han respondido extraordinariamente a la vacuna. Sólo así se frenará la epidemia, que ayer sumó 19 mil 28 contagios.

Y se aplicaron 1 millón 453 mil 638 dosis.

La cifra más alta en año y medio de epidemia.

 

albermontmex@yahoo.es        @albermontmex