Quiere EU volver al colegio pese al acecho de Ómicron

WASHINGTON, EU (EFE).- El Gobierno de EU insistió este miércoles en que las clases presenciales deben reanudarse en los colegios tras las vacaciones de Navidad, pese a la multiplicación de los casos de Ómicron y la resistencia de los profesores en Chicago.

El coordinador del equipo de respuesta de la Casa Blanca a la pandemia, Jeff Zients, afirmó en una rueda de prensa que el presidente estadounidense, Joe Biden, “no ha podido ser más claro” sobre que las escuelas del país deben permanecer abiertas.

En ese sentido, recordó que la Administración federal ha destinado 130.000 millones de dólares dentro del plan de estímulo a fondos para que las escuelas apliquen medidas de prevención de la covid-19, como ventilación y distancia social, así como 10.000 millones de dólares para que se practiquen pruebas de la enfermedad en los centros educativos.

“En marzo pasado, pusimos a los profesores y el personal de los colegios delante de la fila de adultos en ser vacunados. La mayoría de los profesores están inmunizados y ahora pueden acceder a las dosis de refuerzo”, indicó el responsable.

Zients reiteró que los niños de 5 años en adelante pueden recibir la vacuna contra la covid en EU.

 

Tenemos las herramientas para volver

 

“Tenemos las herramientas, sabemos cómo mantener a los niños seguros en el colegio, cerca del 96 % de las escuelas están abiertas, los padres quieren que estén abiertas y los expertos son claros en que la educación presencial es la mejor para los niños tanto física como mentalmente”, subrayó.

Zients hizo este alegato a favor de la educación presencial después de que las clases fueran suspendidas este miércoles en Chicago (Illinois) tras la decisión del sindicato de profesores de la ciudad de regresar a la enseñanza “online” ante el aumento de casos.

El martes, casi el 88 % de los delegados en el Sindicato de Profesores de Chicago y el 70 % de sus miembros votaron por volver a la educación a distancia.

“Esta decisión se ha tomado con gran pesar y exclusivamente para la seguridad de los estudiantes y la comunidad”, explicó el sindicato en un comunicado, donde también acusó a la alcaldesa de Chicago, la demócrata Lori Lightfoot, de no adoptar “garantías de seguridad”.

En ese sentido, los profesores remarcaron que es su deseo regresar a las aulas, pero “lamentablemente la alcaldesa y su equipo directivo en las escuelas públicas de Chicago han puesto en peligro la seguridad y vitalidad de los estudiantes y educadores”.