Rebasa inflación el 7%, la más alta en 20 años

En la primera quincena del mes de noviembre de este año, la inflación se mantuvo al alza y se ubicó en 7.05 por ciento, la más alta en 20 años y como consecuencia de incrementos de precios de algunos productos agropecuarios y algunos servicios como las tarifas de electricidad,  señaló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Lo anterior, luego de que, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) avanzó 0.69 por ciento en la primera mitad del mes, respecto con el 6.3 por ciento de la segunda mitad de octubre, lo que provocó que, a tasa anual se observara el mayor nivel que se registra desde la segunda quincena de abril del 2001, cuando alcanzó un nivel de 7.08 por ciento.

No obstante que el consenso de los analistas preveía una alta inflación para la primera quincena de noviembre y de que el presidente Andrés Manuel López Obrador no ve ello con preocupación, pues señala que es un fenómeno mundial, la misma no se esperaba de más de 6.90 por ciento, situación que podría orillar a que el banco central subirá por quinta ocasión consecutiva su tasa de interés referencial el próximo mes.

En el mismo periodo de 2020, las variaciones correspondientes fueron de 0.04 por ciento quincenal y de 3.43 por ciento anual.

Y es que, la reactivación de la economía, tanto a nivel nacional como internacional, ha generado choques de oferta y distorsión de precios más alto de lo esperado, por lo que ya la inflación se observa por arriba del objetivo del Banco de México (Banxico) de 3.0 por ciento +/- 1 punto porcentual desde la primera quincena de marzo de este año.

En este tenor, el instituto central ha señalado que las presiones inflacionarias son algo transitorio, pero ya avizora que los estos altos niveles continúen en el 2022, por lo que hace unos días, Jonathan Heath, subgobernador del Banxico, no descartó que la inflación llegue en diciembre próximo, entre 7.1 y 7.3 por ciento.

Según los datos del INEGI, el índice subyacente, el que toma en cuenta el Banxico para sus decisiones de política monetaria, se ubicó en 5.53 por ciento anual para ubicarse en 11.68 por ciento –su mayor nivel desde 2009-, luego de que el rubro que más presionó fue el de mercancías, con un alza anual de 7.04 por ciento, mientras que los servicios aumentaron en 3.85 por ciento.

De esta forma, el rubro de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno que presentó un incremento anual de 11.15 por ciento, mientras que los agropecuarios de 12.37 por ciento.

El incremento quincenal de precios subyacente tuvo un incremento de 0.15 por ciento, y el índice de precios no subyacente ascendió 2.29 por ciento quincenal y 11.68 por ciento anual.

Al interior del índice de precios subyacente, a tasa quincenal, los precios de las mercancías aumentaron 0.07 por ciento y los de los servicios 0.25 por ciento.

Dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios subieron 2.17 por ciento quincenal y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno lo hicieron en 2.38 por ciento, “en mayor medida como resultado de la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de verano que se aplicó en 11 ciudades del país”, señaló el INEGI.

Por otra parte, informó que el índice de precios de la canasta de consumo mínimo registró una reducción quincenal de 0.76 por ciento, pero un aumento de 7.94 por ciento anual.

En su comparación respecto a la quincena inmediata anterior, el INPC se posicionó en el 0.69 por ciento, la mayor desde la primera quincena de noviembre del 2017.

Lo que aumentó

El INEGI señaló que los productos que más aumentaron de precio fueron la electricidad con 24.16 por ciento; tomate verde, 42.06 por ciento; pollo, 2.76 por ciento; jitomate, 3.92 por ciento; otros chiles frescos, 19.77 por ciento; loncherías, fondas, torterías y taquerías, 0.39 por ciento y carne de res con 0.77 por ciento.

Mientras que los productos que presentaron disminución en sus precios fueron gas doméstico LP, 1.86 por ciento; gasolina de bajo octanaje, 0.46 por ciento; zapatos para hombre, 2.28 por ciento y carne de cerdo con 0.78 por ciento.

Deja una respuesta