Rechazan contenido ideológico en nuevos libros de texto

PATRICIA RAMÍREZ

Foto: Cuartoscuro

La revisión de los libros de texto gratuito se está haciendo sin sesgos ideológicos, pues no se está censurando ningún contenido, aseguró el titular de la dirección general de Materiales Educativos, de la secretaría de Educación Pública (SEP), Marx Arriaga Navarro.
Entrevistado en la Cámara de Diputados advirtió que intereses económicos están tras las versiones interesadas que hablan de que estos materiales educativos se están elaborando para hacerlos afines a la 4T, porque se está revirtiendo la privatización de la educación y eso no les gusta.
“Hay de 3 mil millones que se invierten al año en cuestión educativa en materiales de primaria y secundaria. Entonces, vemos que atrás hay un gran negocio que por décadas intentaron privatizar, casi lo lograban. Gracias a que ahora hay políticas públicas diferentes poco a poco se están recuperando los servicios de la educación pública para que sean alcance de todos”, sentenció.
Aclaró que en ningún momento se está censurando algún contenido o se está tratando de adoctrinar o enseñar alguna propuesta de partido político y consideró que hay que seguir la ruta del dinero para ver que grupos empresariales están detrás de las críticas a los nuevos materiales.
“No tenemos temas censurados, la SEP no está dejando fuera ninguna problemática social, por una cuestión de buenas costumbres, de estética o porque se vea mal tocar esos temas, son realidades que vivimos y es responsabilidad de la secretaría Educación Pública dar a los maestros materiales educativos, planes y programas que soporten el desarrollo todos esos contenidos”, refrendó.
Tras precisar que los nuevos libros de texto se distribuirán en el ciclo escolar 2023-2024 y que se hará una revisión de los materiales directamente en las aulas y con los profesores y alumnos.
Arriaga detalló que están por concluir los libros que serán de primero y segundo de primaria, y se lanzó la convocatoria para los de tercero a sexto grado, la cual cerrará el próximo 15 de agosto. Puntualizó que se va a llevar todo un año de pilotaje en los estados para evaluar la pertinencia que tengan dichos materiales, así como de los programas de estudio, a fin de que en el ciclo escolar de 2023-2024 empiece la implementación a nivel nacional.
Finalmente, subrayó que se usará el presupuesto asignado anualmente, “no se está gastando de más, sino simplemente se está cumpliendo con un ejercicio del recurso público de manera consciente, como viene marcado en el presupuesto”.