Regresa el Vampiro Canadiense al ring por campaña contra la diabetes

Guadalajara (EFE).- El luchador Ian Richard Hodgkinson, conocido como “Vampiro Canadiense”, anunció este jueves que volverá al ring para ofrecer funciones de lucha libre a favor de una campaña contra la diabetes, la principal causa de muerte en México.

Hodgkinson, de origen canadiense, ofreció una charla para hablar sobre su vida y dar a conocer el inicio de la campaña “Unidos contra la diabetes” en conjunto con la Alianza Nacional de Prevención y Salud en la que busca hacer conciencia acerca de esta enfermedad crónico degenerativa.

El luchador, quien fue dos veces campeón mundial de Peso Completo por la UWA y de Peso Pesado en la WWC en la década de los años 90, adelantó que están definiendo los lugares y fechas para al menos cinco exhibiciones de las que se recaudarán recursos para financiar esta campaña.

Aseguró que quiere compartir con la gente su experiencia de su recuperación luego de haber pesado más de 160 kilos y tener dos preinfartos que lo obligaron a hacer cambios drásticos en su vida.

“El cambio en mi vida mejoró casi todo, bajé mucho peso, recuperé mi salud, tenía ganas de seguir viviendo a gusto, pero me quedé con un interés muy grande y es que el personaje de Vampiro está hecho para pelear por la gente que no puede, de ser una voz para la gente”, dijo.

Aseguró que sumarse a esta campaña que ofrecerá conferencias en diversos espacios públicos es una forma de agradecer a México, país al que llegó con apenas 19 años y que lo catapultó a la fama en la lucha libre.

“Mi papel es impulsar y ser un ejemplo positivo, ayudar a la gente a quitar los miedos a comunicarse y entender que hay otras alternativas para controlar muchas enfermedades, de tener disciplina y corregir nuestro camino”, señaló.

Él luchador afirmó que su trayectoria de más de 30 años en este deporte le deterioró gravemente su salud pues sufrió una fuerte depresión que lo llevó a un intento de suicidio en 2009, además de padecer Alzheimer y artritis reumatoide.

El “Vampiro Canadiense” aseguró que no debe nada a la industria de la lucha libre pese al deterioro de su salud.

“Yo no le debo nada, no puedo ni caminar, tengo artritis crónica en 86 % de mi cuerpo, tengo Alzheimer, no puedo ni ver, no puedo dormir porque en la noche llegan monstruos por los golpes en mi cabeza, yo ya pagué”, dijo en una conferencia realizada en Guadalajara (oeste de México).

El luchador quien fue dos veces campeón mundial de la peso completo de la UWA y de peso pesado en la WWC aseguró que sigue disfrutando la lucha libre y está agradecido con ese deporte porque lo ayudó a pelear por su vida y le regaló el cariño de la afición. EFE