Renuncia Romero Deschamps; iría por pensión de lujo

Carlos Antonio Romero Deschamps, ex dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) seguirá viviendo de los recursos públicos o de los impuestos que pagan todos los mexicanos.

Tras renunciar a Petróleos Mexicanos (Pemex), por voluntad propia y un exhorto del gobierno federal, su sindicato pide a la empresa autorice la jubilación del líder que amasó una fortuna incalculable en 28 años al frente del sindicato.

De acuerdo con información revelada ayer, la solicitud se extendió al subdirector de Capital Humano de Petróleos Mexicanos, Francisco Octavio Veites Palavicini Pesquera, por intermedio de Manuel Limón, secretario del Interior, Actas y Acuerdos, y actual dirigente interino del sindicato.

Romero Deschamps, hoy de 77 años de edad, ingresó a la compañía en 1969 y asumió la dirigencia del sindicato el 22 de junio de 1993, en lugar de Joaquín Hernández Galicia La Quina, cuando en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari fue detenido, acusado de homicidio y tráfico de droga y enviado a prisión, donde estuvo ocho años hasta 2001, cuando le fue concedida la libertad bajo fianza.

La carta enviada a la oficina de recursos humanos, dice:

“Nos dirigimos a usted para solicitar que al compañero Carlos Antonio Romero Deschamps, ficha 62697, nivel 35, adscrito al Departamento 93000 del Centro de Trabajo 800 ‘Refinería Miguel Hidalgo’ en Tula de Allende, Hidalgo, socio activo de la Sección 35 de nuestra organización sindical, se le conceda el beneficio de la jubilación en términos de la regla 1 de la Cláusula 134 del Contrato Colectivo de Trabajo”.

Sin embargo, por el momento, ninguna autoridad en Pemex ha confirmado el inicio de este trámite.

El oficio SIA/076/2021 tiene fecha del 16 de marzo y también fue firmado por Daniel Aguado Rojas, secretario del Exterior y Propaganda.

De acuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, Romero Deschamps renunció por voluntad propia, pero también por un exhorto del gobierno federal, tras considerar que su permanencia en Pemex era inmoral, porque estaba de vacaciones hasta 2024, debido a que, argumenta, no las había tomado durante todos los años que estuvo al frente del sindicato.

La regla 1 de la Cláusula 134 establece que los trabajadores que al 31 de diciembre de 2015 hayan registrado 15 años o más de antigüedad, cuando acrediten 25 años de servicio y 55 años de edad, tendrán derecho a una pensión pagadera cada 14 días, que se calculará tomando como base el 80 por ciento del promedio de salarios ordinarios que hayan disfrutado en puestos permanentes en el último año de servicio y en proporción al tiempo laborado en cada uno de dichos cargos.

Pero la renuncia voluntaria no considera esos beneficios, de acuerdo con fuentes de Pemex.

En la actualidad, percibía dos sueldos de Pemex. Uno por ser comisionado del sindicato y otro por contar con plaza, detalló la empresa del Estado.

En el portal de Nómina Transparente aparecía con una “clasificación pendiente” en Pemex Corporativo, con un sueldo de 41 mil 203 pesos, 2 mil más que el año pasado.

A este salario habrá que sumar bonos por antigüedad, por puntualidad, por estar casado, por años de servicio y más, que contempla el contrato colectivo, por lo que la suma ronda 100 mil pesos mensuales.

De concederse su jubilación, estaría recibiendo una pensión de 100 mil 736 pesos al mes pues se retirará con el 100 por ciento de su salario y otros beneficios, como recursos para su canasta básica, el pago de gas, gasolina, aguinaldo, seguro de vida, gastos funerarios y hasta atención médica para él y toda su familia.