Revisará INE declaraciones 3 de 3 contra la violencia de género de candidatos a diputados federales

 

El Instituto Nacional Electoral (INE) revisará advirtió que hará muestreos de las y los candidatos a diputaciones federales al Congreso de la Unión cumplan con el formato 3 de 3 Contra la Violencia y, en caso de no hacerlo e incurrir en falsedad al respecto, cancelará su registro y dará vista a la autoridad competente.

Para ello aprobó se integrará un grupo interdisciplinario que revisará de forma muestral y corroborará la información que las y los candidatos firman como cierta en el Formato 3 de 3 Contra la Violencia de Género.

Al respecto, la consejera Carla Humphrey Jordan indicó que la revisión de la veracidad de la 3 de 3 Contra la Violencia es una medida especial de protección garantista y progresiva de derecho para proteger a las mujeres afectadas por violencia política en razón de género.

En este sentido, precisó que los aspirantes a una candidatura deben cumplir con los siguientes supuestos: No contar o haber sido sancionado por violencia familiar ni por violencia sexual o contra la libertad sexual o la intimidad corporal y tampoco estar inscrito o tener registro vigente como persona deudora alimentaria, morosa que atente contra las obligaciones alimentarias.

La primera parte del proceso se llevará a cabo durante el mes de abril, cuando se solicite información a diversas autoridades respecto de las candidaturas registradas que sean elegidas como parte de una selección muestral para verificar sus datos referentes a delitos de violencia familiar, agresión de género en el ámbito privado o público o sobre la calidad de deudor alimentario, moroso determinados por resolución firme.

Posteriormente, en caso de que se concluya que hay elementos suficientes para la cancelación de la candidatura, el partido o coalición postulante contará con un plazo de máximo tres días o 48 horas, según el momento en el que se determine esta cancelación, para llevar a cabo la sustitución de la candidatura.

En tanto, el consejero Ciro Murayama Rendón consideró que esto permitirá contar con elementos objetivos para ratificar lo dicho por las personas candidatas en materia de violencia de género a través de la declaración 3 de 3 Contra la Violencia y propuso que se desarrollara un ejercicio muestral y no censal.

El presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, manifestó su apoyo a la revisión que hará el INE de los datos firmados en la declaración 3 de 3 por los candidatos a diputados federales, pues dijo que ello es la mejor prueba de que todas y todos los consejeros electorales están en sintonía de que en materia de violencia política contra las mujeres el Instituto va con todo.

De igual forma, respaldó la propuesta de realizar una verificación de veracidad de la 3 de 3 Contra la Violencia de forma muestral, pues con ello se evitará comprometer el trabajo que las diferentes áreas del Instituto realizan en torno al proceso electoral vigente.

“Me parece que es pertinente que se establezca con toda claridad que esto no significa de ninguna manera que si hay alguien, algún candidato, candidata que no será parte de esta muestra, eso lo releva de una vez y para siempre de una eventual verificación de parte de esta autoridad, porque evidentemente cualquier denuncia que se haga, de falsear el 3 de 3, de haber falseado el 3 de 3, debe corresponder una investigación específica de esta autoridad”, advirtió.

La consejera Dania Ravel Cuevas coincidió con realizar un ejercicio muestral sobre las declaraciones 3 de 3 para garantizar el objetivo en las mejores condiciones posibles.

“El peor escenario sí sería que, en efecto, no cumpliéramos con lo que nos estamos poniendo como meta en el tiempo previsto y que a la mejor llegáramos nada más a una revisión parcial que no nos podría dar elementos para tener un panorama integral, por esos motivos voy a acompañar la propuesta de que sea una revisión muestral”, adelantó.

El Consejero José Roberto Ruiz Saldaña respaldó que la revisión se realizara de forma muestral, porque en términos operativos una revisión censal complicaría los trabajos del proceso electoral.