Rosario, sí te preocupes. Hay que aguantar; subsidio disfrazado a la gas

Pues no.

Rosario Robles se quedará en Santa Martha.

Ahí, como delincuente aunque sin sentencia.

Como la mayoría de la población carcelaria.

Como sucede históricamente en México.

La traición -como ya le he dicho- a Andrés Manuel López Obrador la tiene en prisión.

Paga por los videos que entregó su novio Carlos Agustín Ahumada Kurtz a Diego Fernández de Cevallos y al Innombrable -Carlos Salinas – para acabar con la candidatura presidencial de López Obrador en 2006 y por su pleito por el control del Partido de la Revolución Democrática (PRD) .

Cuando todos creímos que, tras recibir un amparo, ahora sí se iría a su casa -y no al departamento de Reforma 222 donde operaba como reina de cuento en el sexenio de Enrique Peña Nieto- ¡zas!, el juez de control, Ganther Alejandro Villar Ceballos, decidió que persiste “alto riesgo de fuga”.

Como le he dicho, sin intentar defender a una mujer indefendible por desleal y oportunista y por sucumbir a la tentación del poder y el dinero, lo censurable es que se violen sus derechos y que se utilice la ley para vendettas políticas.

Andrés Manuel jamás le perdonará haberlo entregado.

La mujer que renunció al Partido de la Revolución Democrática (PRD) tiene por delante dos años y medio.

Después de lo sucedido anoche, no se ve cómo salga de la cárcel.

¿Presa política?

Absolutamente sí.

El sobrino de Dolores Padierna, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, actuó como juez de consigna y le dictó formal prisión hace dos años, pese a tener derecho a llevar el proceso en casa mediante una fianza.

Padierna está que no la calienta nada. Mucho menos después de ser apaleada en la elección del 6 de junio cuando, cual trapecista, ya se había colgado de una candidatura  la alcaldía Cuauhtémoc.

A Rosario la odian.

Dolores Padierna porque su esposo, René Bejarano Martínez, hasta fue apodado El Señor de las Ligas. En los videos se le observa  recogiendo del escritorio de la oficina del argentino-mexicano, hasta a las ligas.

Claudia Sheinbaum porque su esposo -hoy ex- Carlos Imaz Gispert también aparece recibiendo el billete.

Y las dos, como Andrés Manuel, han dicho que son distintos.

Los videoescándalos de 2004 son grabaciones en las que Gustavo Ponce, su tesorero en el entonces gobierno del Distrito Federal (GDF), es visto apostando en el casino Bellagio de Las Vegas.

 

La Estafa Maestra

A Rosario la tienen a la sombra porque encabezó, dicen, la llamada Estafa Maestra

-triangulación de siete mil 670 millones de pesos utilizando ocho universidades y once dependencias- y por presentar una licencia de conducir con un domicilio falso, lo que podría derivar en su fuga.

Pero la neta es que está en el fresco bote porque traicionó a Andrés Manuel, ambos fundadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al unirse a Diego Fernández de Cevallos y a Carlos Salinas de Gortari para ponerlo y desaforarlo, en 2005, y evitar que fuese candidato presidencial en 2006.

Sólo Bejarano, secretario particular del tabasqueño en el gobierno citadino, estuvo en prisión, de donde salió exonerado.

 

Robles estaba optimista

El amparo que ordenaba revisar el expediente  y, si lo concluía el jueves, dejarla en libertad.

– Rosario, no te preocupes, le dijo Enrique Peña Nieto, el 19 de marzo de 2013, cuando era secretaria de Desarrollo Social con el priista.

Hoy, después de ver que es una presa política, hay que decirle:

-Rosario, sí te preocupes.

 

Vámonos: Andrés Manuel dijo siempre que no se subsidiaría la gasolina.

Que hay fortaleza en la economía y que el precio lo fijaría el mercado.

A septiembre de este año, el estímulo fiscal que se otorga al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de gasolinas, de acuerdo con los datos preliminares del Servicio de Administración Tributaria (SAT), es de 53 mil 882 millones de pesos.

Así es el subsidio, disfrazado de estímulo.

 

albermontmex@yahoo.es        @albermontmex