Se definirá estrategia de recuperación económica cuando 70% de población esté vacunada

El secretario de Hacienda, Aturo Herrera y el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León coincidieron en que la economía del país podría crecer más rápido de lo previsto este año, si el plan de vacunación frena los contagios de SARS-CoV-2 y ayuda a agilizar la reactivación de los sectores más afectados por la pandemia.

Durante el seminario organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), sobre las perspectivas que se tienen para la economía en 2021 “El camino a la recuperación”, y que en esta ocasión fue virtual, Herrera aseveró que la vacunación “es lo que va a determinar cuáles son las condiciones en las que puede operar la economía”, y agregó que cuando un 65 y 70 por ciento de la población esté vacunada, se podrá comenzar a definir la estrategia de recuperación económica tras la epidemia.

Se dijo seguro de que un porcentaje “muy alto” de la población del país, que es de casi 130 millones de habitantes, estaría vacunado hacia mayo y junio.

En tanto, Díaz de León dijo que el PIB podría crecer hasta un 5.3 por ciento en 2021, aunque el escenario central de la entidad es de una expansión económica de un 3.3 por ciento.

“Dependiendo de si hay afectaciones adicionales o si el periodo y el proceso de vacunación da confianza y agiliza la normalización en los sectores más afectados, el crecimiento podría llegar a ser hasta de 5.3% para el presente año”, comentó durante su presentación.

El secretario de Hacienda insistió en que si bien, la proyección del órgano que él encabeza, que es de un 4.6 por ciento de crecimiento, no depende del despliegue y aplicación de las vacunas, aclaró que los pronósticos podrían mejorar según cómo se ejecute el plan.

“Si el despliegue de la vacuna empieza a ganarle al repunte de la pandemia estos números pueden mejorar”, explicó y agregó que se verá una “carrera” para ver si se puede aplicar la vacuna a una velocidad suficiente para aplanar la curva de contagios y, luego, bajarla de manera definitiva.

Durante el mismo evento, el subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía, Ernesto Acevedo Fernández, estimó que la economía mexicana crecerá con fuerza este año, e incluso, prevé que el PIB aumente a una tasa superior al 6.0 por ciento.

Durante su participación en el seminario de Perspectivas Económicas 2021, indicó que este año se verá un nuevo proceso de optimización más eficiente en las cadenas globales de valor, lo que abre ventanas de oportunidad a México; también habrá un apuntalamiento de las exportaciones mexicanas a Estados Unidos y, aseguró que con la llegada de Tatiana Clouthier a la Secretaría de Economía, “se pondrá mayor énfasis en el diálogo con el sector privado”.

Comentó que, un elemento en el proceso de optimización de las cadenas globales no va a ser solamente la minimización del costo per se, sino también va a garantizar la continuidad y la seguridad operativa. Y ahí, México tiene una oportunidad gigantesca.

Aunado a lo anterior, México va a aprovechar muy bien algunas señales y tendencias del contexto global, como la tensión comercial entre China y Estados Unidos, y la que se observa entre otras naciones.

“Hay una tendencia mayor hacia el proteccionismo. Y ahí también los procesos regionales van a ser más fuertes. Entonces, empezamos a ver distintas cosas que van a alentar mucho más el crecimiento de México”, dijo.

El vínculo industrial con Estados Unidos también se encargará de impulsar las exportaciones mexicanas, toda vez que los apoyos fiscales en ese país van a hacer que el consumo privado, particularmente de bienes durables, tenga un efecto positivo en los procesos productivos en México.

Mientras que el sector automotriz de Estados Unidos también será otro factor positivo, ya que se anticipa que en 2021 las ventas totales serán de 16.2 millones de vehículos, frente a los 14.5 millones de 2020.

“Este aumento va a favorecer a México. Además, hay una expectativa de mayor inversión fija no residual en Estados Unidos, la cual tiene un impacto positivo en los procesos manufactureros de México”, indicó el funcionario de Economía.

El subsecretario Acevedo Fernández subrayó la política activa de relocalización que implementa la Secretaría, al propiciar el acercamiento con muchas empresas globales para que aumenten su producción en el país y también para atraer nuevos procesos productivos. Y esa estrategia, sostuvo, va a dar resultados muy positivos en éste y los años venideros.

Añadió que en el marco del T-MEC también están varios elementos que sustentarán un mayor crecimiento, al contar con 10 capítulos adicionales que versan sobre temas de: protección a la propiedad intelectual e industrial; medioambiente y laborales, por mencionar algunos. Es decir, hay un andamiaje jurídico mucho más moderno que va a apuntalar las actividades productivas de México que impulsará el contenido nacional.