Se disputa quinta parte del país en próximas elecciones

  • ventaja para Morena
  • Aguascalientes sería para el PAN y en Durango la moneda está en el aire 

POR PATRICIA RAMÍREZ

El próximo 5 de junio estará en juego la quinta parte de las gubernaturas del país, donde Morena y sus aliados y el bloque conformado por el PAN, PRI y PRD, medirán fuerzas rumbo a las elecciones del 2023 en Coahuila y Estado de México y las presidenciales de 2024.

En esta jornada electoral se realizarán comicios para renovar las gubernaturas de Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas; además en Durango se renovarán 39 presidencias municipales, 39 sindicaturas y 327 regidurías. En Quintana Roo se renovará también el Congreso local, compuesto por 15 diputados de mayoría relativa y 10 de representación. En total, están en disputa 406 cargos y podrán participar 11 millones 715 mil 298 ciudadanos.

De acuerdo con datos del Observatorio Electoral, conformado por el concentrador de encuestas Oraculus y el Colegio de Especialistas en Demoscopía y Encuestas, Morena lleva una holgada ventaja en Quintana Roo, Tamaulipas, Hidalgo y Oaxaca, mientras que el PAN está muy arriba en Aguascalientes y en Durango los números están muy cerrados, por lo que la moneda está en el aire.

De confirmarse este panorama con los resultados de las elecciones locales, Morena pasaría de 17 a 21 o 22 gubernaturas, avanzando en el control territorial del país de cara a los comicios de 2024. El PRI perdería sus bastiones tradicionales: Oaxaca e Hidalgo, estados donde nunca ha habido alternancia, mientras que el PAN mantendría Aguascalientes, pero perdería Tamaulipas.

De acuerdo con los sondeos electorales, el caso más reñido es el de Durango, donde dos encuestas dan ventaja, de alrededor de 5 puntos, a la candidata de la alianza Morena, PT, PVEM, RSP, Marina Vitela Rodríguez. Sin embargo, el candidato de alianza PRI, Esteban Villegas Villarreal, ha venido repuntando en las últimas semanas e incluso en un sondeo está por arriba de su contrincante.

La candidata de Movimiento Ciudadano, Patricia Flores, en un muy lejano tercer lugar.

En el caso de Aguascalientes, unos de los principales bastiones del PAN, la ventaja es muy clara a favor de la candidata de la alianza panista María Teresa Jiménez Esquivel, quien saca una clara ventaja a la morenista Nora Ruvalcaba, aunque este partido registra un gran avance en ese estado, donde ya rebasa las 30 por ciento de las preferencias electorales.  

Dos casos emblemáticos son los de Oaxaca e Hidalgo, que siempre han estado gobernados por el PRI, pero en los cuales los candidatos del tricolor no han logrado remontar a los morenistas, a lo que se suma que los gobernadores en funciones, tienen un claro distanciamiento de la dirigencia nacional de su partido.

En Oaxaca, el candidato de Morena-PT-PVEM, Salomón Jara, lleva una clara ventaja, de tres a uno, sobre el priista Alejandro Avilés, quien competirá solo, pues no va en coalición con el PAN y el PRD.

En Hidalgo, la priista Carolina Viggiano no ha logrado superar la ventaja de la alianza Morena, PT, PVEM, Julio Menchaca, quien lleva una clara ventaja. En este caso, el gobernador actual, Omar Fayad, ha tenido serias diferencias con la dirigencia del PRI y una evidente cercanía con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En Tamaulipas, entidad gobernada actualmente por el PAN, la ventaja del candidato de la alianza Morena-PT-PVEM, Américo Villarreal Anaya, es superior en dos a uno al abanderado de la coalición PAN-PRI-PRD, César Augusto Verástegui, dejando en un lejanísimo tercer lugar a Movimiento Ciudadano con Arturo Díez Gutiérrez. En esta entidad el panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca fue desaforado por la Cámara de Diputados y su caso sigue sin resolverse en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aunque solo le restan unos cuantos meses para dejar su cargo, que será cuando se determine si es perseguido por la justicia o no.

En Quintana Roo, la candidata de la alianza constituida por Morena, PVEM, PT y un partido local avanza incontenible a para vencer fácilmente a la candidatada de la alianza PAN-PRD, que se ve muy lejana en las encuestas, pues la morenista Mara Lezama lleva una muy cómoda ventaja.

Los resultados de estas elecciones serán la antesala de la batalla por la entidad con el padrón electoral del país, el Estado de México y Coahuila, las dos últimas entidades en manos del PRI y donde los partidos enfilarán todas sus baterías, de cara a las elecciones presidenciales de 2024.