Sin Piedad

Paradójicamente, a través de la historia, los conflictos de origen religioso suelen ser los más cruentos, crueles y desalmados, como hoy lo prueba la confrontación en la franja de Gaza, donde el poderío israelí no da muestra de piedad alguna.

Sin acatar las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Tel Aviv ha mantenido una política expansionista y racista desde la creación misma del Estado de Israel en 1948, lo que ha dado lugar a guerras, guerrillas, terrorismo y un sin número de confrontaciones políticas, violentas y/o abiertamente bélicas.

También como en todo conflicto de origen religioso, se esconden tras de sí, otros intereses nada espirituales, sino abiertamente materiales, políticos, económicos y financieros.

Hasta ahora la ONU ha sido incapaz de lidiar con este conflicto originado desde la creación misma del estado de Israel, a pesar de haber resoluciones votadas por la mayoría de sus naciones miembro que protegen el territorio palestino y árabe en la zona.

No es posible pensar que el conflicto de hoy atañe soló a Israel y a Hamas, cuando está última ni siquiera es un Estado, sino sólo una organización islámica de Palestina, y ésta tampoco ha sido reconocida como Estado, pero la violencia está incontrolada con cerca de 250 muertos, 59 niños y 39 mujeres incluidos.

México ha urgido al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas asumir su papel como garante de la paz y la seguridad internacionales y pronunciarse ante el conflicto armado en la franja de Gaza; condenó además el uso desproporcionado de la fuerza por parte de Israel contra infraestructura civil y de medios de comunicación, al igual que los cohetes lanzados por la organización Hamas contra Israel.

Sin embargo, es difícil pensar en la efectividad de la ONU cuando Estados Unidos, aliado de Israel, hace caso omiso y frena toda discusión sobre el tema o llamados a la paz. ¿Hasta cuándo?

SUSURROS

En San Luis Potosí el proceso electoral para gobernador se enturbia entre la guerra de encuestas y las denuncias de unos contra otros.

El candidato del PVEM, José Ricardo Gallardo, conocido como El Pollo, es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda, por presuntamente orquestar toda una red defraudación fiscal y corrupción al adquirir de muy alto costo sin reportar ingresos para esas compras.

El asunto, como el del candidato a gobernador de Nuevo León, Samuel García, involucra a otros miembros de la familia. Ya veremos en qué para todo esto y cuánto influye en el resultado electoral.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz

ooOoo