Supera CDMX tope que puso Sheinbaum; debería ser rojo

En julio pasado, Claudia Sheinbaum Pardo aseguró que si las hospitalizaciones por Covid-19 superaban cinco mil 127 camas en la Zona Metropolitana, la Ciudad de México regresaría a semáforo rojo.

El domingo se reportaron cinco mil 047 personas hospitalizadas, el lunes cinco mil 174 y el pasado martes, cinco mil 301, lo cual significa que la cifra ya está más que rebasada.

Ante el incremento imparable de hospitalizados por Covid-19, Sheinbaum Pardo anunciará mañana viernes “un plan general” para el manejo de la pandemia del SARS-CoV-2, que supone permitirá la ampliación de la ocupación hospitalaria, pues actualmente se encuentra en 55 por ciento.

No obstante, señaló la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, en videoconferencia de prensa, las unidades médicas de las Secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Salud capitalina, así como el Centro Citibanamex aún tienen capacidad.

“El viernes vamos a presentar este programa, estamos trabajando con el gobierno de México, con las distintas instituciones, el IMSS, ISSSTE, Secretaría de Salud, el Insabi, CINSHAE para hacer este plan general de la Ciudad de México, tanto de incremento en la capacidad hospitalaria como diversas medidas que nos ayuden a disminuir esta cadena de contagios.

“Por lo pronto está recuperándose la capacidad hospitalaria, hoy es el 55 por ciento, la Sedena tiene un número de camas muy importante, la Sedesa también, el Centro Citibanamex también, pero ya lo anunciaremos”, dijo.

Y es que, de nueva cuenta, entre domingo y lunes de esta semana, se registró un aumento de 100 camas más ocupadas en la Ciudad de México, pasando de tres mil 739 a tres mil 839 personas hospitalizadas; -ayer- martes se reportaron tres mil 911, rebasando por mucho, los tres mil 756 casos que se tenían previstos para pasar al semáforo epidemiológico de color rojo.

En el caso de la Zona Metropolitana del Valle de México, el domingo se reportaron cinco mil 047 personas hospitalizadas, el lunes cinco mil 174 y el pasado martes, cinco mil 301.

Cabe recordar que el pasado 24 de julio, Sheinbaum dijo que si la hospitalizaciones por Covid-19 llegaban a más de cinco mil 127 camas en la Zona Metropolitana, la Ciudad de México regresaría a semáforo rojo, lo cual quiere decir que la cifra ya está más que rebasada.

“Ese número es para la Zona Metropolitana del Valle de México, es un tema de los indicadores que ha definido la Secretaría de Salud federal. Si ustedes recuerdan, cuando nosotros anunciamos el Plan hacia la Nueva Normalidad en la Ciudad de México, definimos una serie de criterios para los semáforos en la ciudad; después de eso se hicieron una serie de reuniones con todas las entidades de la República para poder definir entre todos los estados los indicadores.

“Estamos trabajando en ello y si es necesario, como siempre lo he dicho, (tomar) medidas más restrictivas se van a tomar en su momento, pero depende de este indicador que ha definido la Secretaría de Salud”, agregó.

Sin abundar en el tema, Sheinbaum Pardo comentó que para la definición del semáforo rojo se toma en consideración diversos factores definidos desde el gobierno federal a través de la Secretaría de Salud.

Señaló que se seguirá fortaleciendo la estrategia territorial para la disminución de los contagios, mediante la realización de pruebas Covid-19 –de las que los resultados siguen tardando hasta más de 15 días en llegar-, no obstante, se trabaja en que en esta semana –de la que quedan cuatro días-, se puedan hacer 20 mil pruebas en un día para detectar coronavirus.

“También hay que hacer un llamado a que sigamos cumpliendo las reglas básicas de sana distancia, cubrebocas, de no acudir a lugares concurridos, particularmente aquellos que son cerrados y con poca ventilación”, subrayó.

Por otro lado, la mandataria local señaló que será la autoridad sanitaria a nivel federal, la encargada de trazar el plan nacional vacunación por Covid-19, luego de que la Secretaría de Salud federal informó que firmó un convenio de fabricación y suministro de la vacuna de Pfizer.

Si bien aplaudió la noticia, afirmó que ello no significa que la gente deba salir a la calle sin protección y relajar las medidas sanitarias, pues aún falta bastante tiempo para alcanzar una inmunización.

“Esta dotación de la que se habló, no llega toda la dosis en diciembre o enero, lo que nos ha dicho la Secretaría de Salud es que están desarrollando un plan.

Comentó que seguramente y como se ha dejado establecido, primero se vacunará a los trabajadores de sanidad, después las personas mayores de 60 años, las que tienen alguna comorbilidad, así como seguramente embarazadas.

Además, la distribución de la vacuna y los criterios de distribución a los estados y la Ciudad de México “los van a definir ellos también, pero tienen que tomar en cuenta la población, población vulnerable, densidad de población, semáforo”, puntualizó.