Suspendido por tatuajes nazis

El boxeador italiano Michele Broili fue suspendido en forma cautelar hasta que finalice la investigación iniciada por los tatuajes nazis que lució en un combate por el campeonato nacional superpluma que perdió el sábado pasado en Trieste ante Hassan Nourdine, de origen marroquí.

Broili, quien deberá declarar a partir del próximo lunes, quedó impedido de realizar cualquier actividad relacionada con el boxeo hasta que termine la investigación que debería completarse el 19 de noviembre.

La decisión se adoptó ante el pedido de los fiscales de la federación nacional de boxeo “por presuntas graves violaciones disciplinarias”, informó la entidad, que acogió el pedido.

El hecho fue condenado también por la Oficina Nacional Antidiscriminación Racial de la Presidencia del Consejo de Ministros de Italia (UNAR).

“Ver tatuajes con símbolos e instigaciones nazis en el cuerpo de un atleta durante un combate oficial de boxeo es una vergüenza inaceptable”, aseveró el director de la UNAR, Triantafillos Loukarelis.