Tardará reinicio de operación del servicio del Metro; RTP, concesionado y camionetas de SSC ayudan a traslado de usuarios

 

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo informó que la operación de las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 6 del Metro, afectadas por el incendio en el Puesto Central de Control 1 (PCC1), del Sistema de Transporte Colectivo, se mantendrá detenida, en algunos casos, alrededor de unas horas más, mientras que otras seguramente reiniciarán actividad posteriormente.

En tanto, aseguró que se da servicio provisional con unidades de la Red de Transportes de Pasajeros (RTP), con servicio gratuito, y del transporte concesionado, “que debe cobrar los cinco pesos que cobra el Metro”, así como con camionetas de Seguridad Ciudadana.

Asimismo, tras prácticamente haberse controlado la conflagración, al filo de las 9:00 horas, informó en un mensaje en Twitter que se rescataron a 29 personas que fueron trasladados a hospitales por intoxicación de humo.

Trascendió que 27 eran trabajadores del STC y fueron llevados precisamente al Sanatorio Durango; mientras que un elemento policiaco y al parecer un bombero, los dirigieron al hospital Álvaro Obregón en la colonia Roma Norte.

Aseguró que ya se valoran los daños en donde ya se cuenta con el apoyo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para ver cuándo se puede restablecer el servicio, y toda vez que la situación pudo ser ocasionada por la explosión de uno o unos transformadores que se ubican en la planta baja del PCC1.

No obstante, pidió esperar a la valoración técnica de la aseguradora y el peritaje y carpeta de investigación de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX, para saber exactamente lo que pasó.

Comentó que ya había ocurrido un incendio similar, pero no así se detuvo la operación de las líneas. Sin embargo, trabajadores del STC no recuerdan un incendio de estas magnitudes, sólo apenas en los primeros años de operación del Metro, en los años 70’s, cuando se incendiaron unos locales, pero no así una subestación.

O su señalamiento podría haber sido con respecto a la subestación de la CFE que hace prácticamente un mes se incendió en la colonia del Valle, en Martín Mendalde y Universidad, que provocó un gran apagón y el cierre de la estación del Metro Coyoacán.

Es más, la mandataria local sostuvo que se llevaba a cabo un programa de mantenimiento de toda la instalación eléctrica del Metro, ya que son subestaciones antiguas en un proyecto denominado “Buen Tono”, del que se valoró desde hace dos años y que se trabaja junto con la CFE.

EL GCDMX SABÍA QUE ALGO ASÍ PODRÍA PASAR

Cabe señalar que apenas en agosto pasado, autoridades del Metro reconocieron que la Línea 1 del Metro, que va de Pantitlán a Observatorio, corre el riesgo de incendios por las malas condiciones en las instalaciones eléctricas, las cuales han sobrepasado su vida útil, con 50 años de operación.

En un análisis de las autoridades capitalinas, se refiere que la línea “incumple las normas de calidad y seguridad, nacionales e internacionales, en materia de instalaciones eléctricas”.

Precisamente se señaló que el daño en las instalaciones, entre ellas la subestación de Buen Tono y las subestaciones rectificadoras de la Línea 1, puede ocasionar fallas constantes, afectaciones en el servicio, elevados costos de mantenimiento preventivo y correctivo, y el riesgo de que en algún momento colapse y se pierda esta infraestructura por un defecto que provoque algún incendio con la consecuente suspensión del servicio y demás averías que llegue a provocar.

Lo anterior, según el documento del gobierno de la Ciudad de México, el STC y la dirección general de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en el análisis costo eficiencia: ‘Proyecto Integral de Modernización de Subestación de Buen Tono y subestaciones rectificadoras de la Línea 1 del STC’, con fecha del 10 de agosto del 2020.

Si bien no hay un consenso respecto a los valores aplicables para la vida útil de las instalaciones eléctricas en el Metro, se dijo que el estudio ‘Vida útil de elementos de transmisión’, publicado por la Comisión Nacional de Energía de Chile en el 2017, hace un análisis de la regulación aplicable en varios lugares del mundo.

Y observa que para instalaciones de subestaciones en Ruanda, Ecuador, Perú, Uruguay, Colombia y Afganistán, se establece un periodo de 30 años de vida útil; en España, Australia y Texas, de 40 años, y en Inglaterra, de 45.

En México no existe regulación específica; pero en el ‘Programa de Ampliación y Modernización de las Redes Generales de Distribución 2019-2033’, que publicó la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se recomienda 30 años.

Se dijo que hasta ahora, las estadísticas de fallas del STC, refieren que las asociadas al sistema eléctrico representan cuatro de cada diez defectos que se llegan a presentar en el metro y, en ese sentido, durante los últimos cinco años, las líneas 1, 2 y 3 del Metro reportan el mayor número de fallas asociadas al sistema eléctrico, acumulando dos mil 839, 2.5 diarias en promedio, lo que representa 44 por ciento de un total de seis mil 500.

En tanto que las averías provocaron que se detuviera la circulación de los trenes durante dos mil 667 minutos, de 2014 a 2018, en las 12 líneas, para 533 minutos en promedio al año. Y solo en las mismas líneas se acumuló un retraso de mil 279 minutos, lo que significó 48 por ciento del total en la red.

Dicha documentación habría sido presentada a la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en donde las autoridades mencionadas dijero que se requieren 17 subestaciones de rectificación y una red de comunicación con sistema SCADA; 10 lotes de equipo de tracción (ITPS), tres lotes de equipo de tracción (IATPS), un SEAT encapsulada, cuatro transformadores, uno de respaldo, 239 kilómetros de cable monopolar, una red de comunicación y un tablero de control óptico; para ello solicitan cinco mil 835.7 millones de pesos, el 100 por ciento de recursos fiscales a partir del presupuesto 2021.