¡Tigres, al Mundial de Clubes!

Al fin rompe el maleficio internacional

Remonta a Los Angeles FC para coronarse en Concachampions.- Goles de Rossi, Ayala y Gignac

ORLANDO.- La cuarta fue la vencida para unos Tigres que, de la mano de André-Pierre Gignac, lograron su boleto al Mundial de Clubes de la FIFA.

Triunfo de 2-1 que no sólo sabe a gloria para el cuadro felino por ser su primer título internacional, también para el futbol mexicano, por mantener el dominio de 14 años sobre la “Concachampions”.

Los Ángeles FC, franquicia joven de la Major League Soccer, junto con el delantero mexicano Carlos Vela, amenazaba seriamente la racha de los clubes mexicanos en el certamen de la región, sobre todo por dar cuenta de los favoritos León, Cruz Azul y América.

Sin embargo, pudo más la ambición y experiencia de los regiomontanos, que ya acumulaban tres finales frustradas. Tanto era el deseo que no dudaron en mandar al ruedo a dos piezas lastimadas -que resultaron fundamentales-, Javier Aquino y Gignac.

Claro que era inimaginable una final en la que estuviera Carlos Vela con los aurinegros y no Gignac con los universitarios. Pero las condiciones se dieron para sostener un partido, en la mayor parte del tiempo, equilibrado.

 

GOLPES Y POLÉMICA

Ambas escuadras hicieron del primer tiempo una discreta batalla campal.

Entradas duras y jalones no faltaron… Hostilidad intensa, pero normal, propia de una final de pronóstico reservado.

Apenas el juego sumaba 47 segundos y Javier Aquino ya era víctima de un llegue de Tristan Blackmon. Minutos más tarde, el central Jesús Murillo también dejaba su carta de presentación a la delantera felina, con un juego brusco, pero siempre primero con el balón.

No pasó mucho para que la noche se le complicara al cuerpo arbitral encabezado por el guatemalteco Mario Escobar. Casi a los 20 minutos de juego, el conjunto estadounidense clamaba eufórico por un penalti a su favor, por un jalón de Luis Rodríguez sobre Latif Blessing.

Para suerte del “Chaka”, la jugada fue tan rápida y dudosa que el silbante dejó seguir; sin embargo, el momento era para los angelinos que se mostraron mejor a la ofensiva.

 

LA FC ROBÓ PROTAGONISMO

Daniel Musovski tuvo una de las más claras de la primera mitad, pero su técnica con el remate de cabeza lo separó de la posibilidad de abrir el marcador, aunque Nahuel Guzmán ya lo esperaba atento bajo los tres palos. Después, el turno fue para Diego Rossi. El uruguayo intentó llamar a la puerta del “Patón” con un potente disparo frontal, mas la esférica pasó por encima del arco.

Fue hasta el minuto 31 que los Tigres pudieron tentar el terreno de los angelinos tras conseguir su primer tiro de esquina de la noche. La escuadra felina ya no podía darse el lujo de no ser protagonista.

Entonces, la exigencia de los defensas del LAFC subió de nivel, especialmente por el sector izquierdo de Rossi y Eddie Segura, porque seguirle el ritmo a Luis Quiñones no fue tarea sencilla; Leo Fernández también dio una buena exhibición, mas los balones prácticamente nunca le llegaron.

Respecto a Gignac, las líneas traseras dejaron ver el estudio profundo que hicieron del delantero francés en la previa del cotejo, porque ni un segundo pudo respirar con tranquilidad, aunque eso significó que la zaga contraria redoblara esfuerzos en su contra.

 

ANGELINOS PEGARON PRIMERO

La mejor cara de la final se vio hasta la segunda mitad. Después del descanso, los dirigidos por Bob Bradley decidieron que era tiempo de dar del primer golpe mediante el buen juego colectivo: serie de pases entre Carlos Vela y Mark-Anthony Kaye, para que este último obligara a salir a Guzmán con un servicio al área, donde Rossi (60’) lo anticipó y tiró a gol para el 0-1.

Explotaron las emociones aurinegras, mientras que los regiomontanos estaban incrédulos de la validez del tanto, por un fuera de lugar que no se marcó.

Con todo y polémica, el marcador en su contra y la tendencia del LAFC sobre las escuadras mexicanas, los pupilos de Ricardo Ferretti destaparon con su mejor versión. Aunque vale decir que salvaron cuando Vela tuvo un clara y tiró, pero estrelló en un rival, cuando estaba de frente al marco.

 

LA REMONTADA

Los Tigres se dejaron de marrullerías tras un movimiento clave del “Tuca” sobre el tablero: Javier Aquino pasó a labores ofensivas y subió líneas para surtir de balones a los delanteros.

Y funcionó. Los Ángeles FC dejaron de atacar, el arbitraje siguió tibio y los Tigres sofocaron a los norteamericanos. Una señal clara fue el rechazo de Eddie Segura a un disparo de Gignac que era promesa de gol.

Después de una serie de modificaciones, en la que Jesús Dueñas dejó su lugar a Fulgencio, lo mismo que José Cifuentes por parte de los angelinos por una molestia física, el segundo tanto de la noche cayó para dibujar en la pizarra del estadio Exploria el 1-1. El autor de la igualada fue Hugo Ayala (70’), cuatro minutos antes de que saliera lesionado. El defensa se discutió un golazo tras un tiro de esquina, un cabezazo cruzado que el arquero Kenneth Vermeer no se esperaba.

El empate ya sabía a penales en el banquillo estadounidense, aunque los ánimos de los jugadores de Bradley se derrumbaron inexplicablemente, como si el marcador fuera adverso.

Pero fue el momento perfecto para el cuadro de la UANL, que ya envalentonado se aprovechó de la presión que pesaba sobres LAFC, un inexperto en las finales, por lo que Gignac (84’), en su papel de héroe y goleador histórico de la institución convirtió en oro un pase en corto del “Chaka” Rodríguez, quien tuvo que sortear la esférica en un par de recortes.

El francés, desde la media luna, recurrió a su prodigiosa pierna derecha para mandar a guardar el balón al fondo de las redes y sentenciar el campeonato con un grito de gol. Un rugido de campeón que en febrero próximo viajará a Qatar a su primer “Mundialito”.

LOS GOLES

0-1, minuto 60’. Doble pared entre Carlos Vela y Mark-Anthony Kaye. Este último obligó a salir al guardameta Nahuel Guzmán con un servicio al área, sin embargo, Diego Rossi fue superior en velocidad y llegó antes al toque de balón, para acomodarla en la cabaña de los felinos.

1-1, minuto 70’. El defensa Hugo Ayala, minutos antes de resultar lesionado y abandonar la cancha, remató cruzado y de cabeza. El guardameta Kenneth Vermeer y sus centrales tuvieron parte de culpa, por su mala posición en el momento del cobro de esquina.

2-1, minuto 84’. Luis Rodríguez recortó a un par de defensas en sector rival, para después dejarle el balón servido a Gignac en la media luna. El francés hizo lo que mejor le sale, tirar con su potente pierna derecha hacia el costado izquierdo del guardameta Vermeer.

 

DOMINIO MEXICANO

Cuarta vez que un club mexicano y uno estadounidense se enfrentan en una Final directa de la Liga de Campeones de la Concacaf. Cruz Azul ganó en 1997 y el Monterrey en 2011; DC United hizo lo propio en 1998 Y Chivas fue el último que ganó.

 

PREMIO A LA CONSTANCIA

Siete jugadores de los Tigres se mantuvieron en el once inicial en todo el torneo 2020 de la “Concachampions” (A. Gignac, G. Pizarro, J. Aquino, J. Dueñas, L. Rodríguez, Nahuel Guzmán y R. Souza).

 

14 AÑOS… Y CONTANDO

Última vez que un equipo no mexicano conquistó la Liga de Campeones Concacaf, el 11 de mayo de 2005. El Deportivo Saprissa se impuso a los Pumas (global 3-2).

 

ÁRBITRO SE GUARDÓ LAS TARJETAS

El árbitro marcó 26 faltas en el primer tiempo. Carlos Vela sufrió cinco de las 12 que cometieron los Tigres en ese lapso; en todo el juego el árbitro Mario Escobar no sacó ni una tarjeta.

 

MLS NO INTIMIDA A TIGRES

Van nueve ocasiones que los Tigres se miden ante un rival estadounidense en la Concacaf. El saldo es de siete triunfos, un empate y una derrota.