Tsitsipas chocará con Zverev, en semis de Montecarlo

EFE

 

El vigente campeón, el griego Stefanos Tsitsipas, sobrevivió en la locura en la que se convirtió su duelo ante el argentino Diego Schwartzman para acceder hacia las semifinales del Masters 1000 de teis de Montecarlo tras vencer por 6-2, 6-7(2) y 6-4 donde se encontrará con el alemán Alexander Zverev.

El duelo con el bonaerense fue una montaña rusa. Un vaivén de posibilidades para ambos. Un partido vivo hasta el final que terminó por amarrar el tenista heleno que se aferra a la corona que logró el pasado año y que tardó dos horas y 43 minutos en resolver.

Pretende el heleno mantener su corona en el Country Club monegasco y estrenar su cosecha de éxitos en lo que va de 2022.

Tsitsipas sufrió el carácter competitivo hasta el final de Schwartzman, finalista este año en Río de Janeiro y Buenos Aires y con el que ya había jugado antes en tres ocasiones. De hecho, el bonaerense le ganó a principio de temporada, en la Copa ATP. Sin embargo, la única victoria del tenista heleno fue en arcilla, en Barcelona hace cuatro años.

Es habitual que el argentino se aferre a la pista hasta el final. Vende cara su derrota. No fue una excepción Montecarlo, donde jugó por sexta vez y donde ya en una ocasión estuvo en cuartos. Reaccionó el bonaerense que se encontró con 6-2 y 5-1 en contra y empezó a mejorar. Fue un punto de inflexión para él.

De pronto pareció que el argentino tenía el partido en la mano. Prolongó su dinámica positiva y se puso con 4-0 en el tercer set. Todo de cara. Pero el partido dio un nuevo giro. Tsitsipas, llevado al límite, reaccionó. Ganó seis juegos seguidos y amarró el triunfo.

El griego tiene la final de Rotterdam como mejor actuación en la presente temporada. Cumple su cuarta presencia en Montecarlo y se medirá al alemán Alexander Zverev que sacó adelante un maratoniano duelo con el italiano Jannik Sinner (5-7, 6-3 y 7-6(5)) resuelto después de tres horas.

Los duelos entre Tsitsipas y Zverev han empezado a convertirse en un clásico en los tiempos recientes. Dos de los referentes de su generación afrontarán su décimo enfrentamiento. El saldo es claramente favorable al heleno que ha ganado seis de ellos, incluidos los dos sobre arcilla, en el Masters 1000 de Madrid y en Roland Garros.