“Vamos a defender la plaza olímpica de México”: Alejandra Orozco

La clavadista mexicana Alejandra Orozco, luego de obtener la plaza olímpica en plataforma de 10 metros sincronizados femenil para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, en la Copa del Mundo FINA, aseguró que trabajará para defender el boleto. 

“Son plazas para México, claro que queremos defenderlas, me siento satisfecha y feliz de darle esas plazas a México, a mi país, si tengo que defenderlas debo trabajar y seguir con el nivel, estamos sólidas”, dijo Orozco, quien hizo mancuerna con Gabriela Agúndez.

Desde Tokio, vía conferencia virtual, Orozco agregó que el proceso fue más que complicado, entre superar el Covid-19 y la incertidumbre tanto de los clasificatorios como de los mismos Juegos Olímpicos, aplazados del 2020 al presente año.

“Es algo soñado, es un lugar en el que Gabriela y yo soñamos hace cinco años con el ciclo olímpico, un trabajo en equipo. Desde un principio nos comprometimos como una pareja que quiere llegar a Tokio. Una montaña d emociones, pareja sólida consolidada a nivel internacional. Este año trabajamos mucho y con la nueva adaptación (por la pandemia), luego los problemas en la CODE Jalisco (incendio en las instalaciones), el aplazamiento de la Copa del Mundo. Sabemos que en la final hubo emociones intensas como nos gustan a los mexicanos, lo disfrutamos y lo trabajamos, estamos felices. Lo que más nos costó en el proceso fue la incertidumbre (de los Juegos Olímpicos), ‘cuándo poder regresar a la alberca, cuándo se regresa a las competencias’.

“El contagio fue leve, estable, siempre acompañada de la doctora. Mi preocupación la vi de cerca por mi mamá, se enfermó al mismo tiempo, mi papá desde hace un año vive con respirador, es una preocupación muy fuerte, todo se pudo controlar en casa y hasta ahorita no hubo secuelas, me siento afortunada en esa parte, hay momentos de miedo o incertidumbre, pero afortunadamente fue leve para mí y pudimos salir. Me siento afortunada por ese lado”, explicó.

Sobre los protocolos de sanidad en Tokio, también sede de la Copa Mundial de la FINA, Alejandra describió que “los protocolos son largos y estrictos, juntar 50 países en una alberca ha sido una gran labor del país  y de la FINA. Hacemos pruebas cada dos días de PCR, usamos cubrebocas, sana distancia, entrenamientos reducidos por grupos. En las plataformas hacemos filas, sí se lleva un protocolo de sanidad, me imagino que así será en los Juegos y en todos los complejos, está bien”.