Van legisladores por elevar a rango constitucional la Cuota Arcoiris

PATRICIA RAMÍREZ

 

Diputados federales y locales advirtieron que es urgente hacer cumplir de manera adecuada la implementación de la llamada cuota arcoíris, para garantizar el acceso de integrantes de la comunidad de la diversidad sexual a los cargos de elección popular.

Se conoce como cuotas arcoíris a las acciones afirmativas que las autoridades electorales implementaron en las elecciones de 2021 para garantizar la representación de la diversidad sexual en el Congreso, estableciendo una cantidad mínima de candidatos y candidatas LGBT+ que los partidos deben postular a la Cámara de Diputados.

La diputada Salma Luévano Luna, una de las dos legisladoras transgénero que hay por primera vez en la Cámara de Diputados, explicó que para hacer realmente efectivo este derecho tiene que ser elevado a rango constitucional.

La presidenta de la Comisión de Diversidad, propuso por ello una iniciativa de reforma al artículo 35 de la Constitución, para que grupos en situación de vulnerabilidad tengan un acceso real y efectivo a cargos de elección popular.

Afirmó que su propuesta permitirá la visibilidad de nuestras poblaciones en desventaja para acceder al libre tránsito político-electoral en el país y a hacer real la pluralidad de la democracia dentro de los espacios de toma de decisiones, como en la función legislativa.

Detalló que su otra iniciativa es para designar cuando menos el 20 por ciento para dichos sectores vulnerables en las Cámaras de Diputados y Senadores. “La trascendencia de esta propuesta nos obliga a generar el mayor consenso posible para lograr los avances que requerimos en esta materia”, dijo.

Luévano señaló que pese a que hay acciones afirmativas en materia de derechos políticos-electorales, hasta antes del año 2020 sólo se emitían estas en beneficio de las mujeres y de los pueblos indígenas, dejando de lado a personas con discapacidad, afromexicanas, migrantes y a la población LGBTTIQ+.

Fue hasta ese año que una sentencia de la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó al Instituto Nacional Electoral (INE) la implementación de cuotas de diputaciones federales en beneficio de otros grupos en situación de vulnerabilidad de la diversidad sexual, discapacitadas, afroamericanas y migrantes.

“Soy el resultado de esta lucha como primera mujer trans en acceder a un espacio a elección popular bajo el principio de representación proporcional, a través de las cuotas arcoíris obligatorias para los partidos políticos, sin embargo, no es suficiente”, dijo.

Sin embargo, el INE no partió del piso mínimo como se estableció en la resolución, pues dio menos de lo que los datos estadísticos señalan.

 

HAY QUE ACLARAR 

 

Jessica Esquivel Alonso, coordinadora General del Centro de Humanos, Saltillo, Coahuila, consideró que se debe poner en claro a qué grupos de vulnerabilidad se refiere la iniciativa de la diputada Luévano, identificar el porcentaje para cada grupo vulnerable y justificarlo; y determinar el distrito o municipio por el cual deben competir.

Así como detallar la postulación de las candidaturas de mayoría relativa o representación proporcional. “Tenemos que ir pensando en cómo engranar armonizar las propuestas en orden”, expresó.

Luis Eduardo Medina Torres, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), consideró que a la iniciativa en la parte legal le hacen falta bastantes elementos y una mayor redacción basada en los parámetros que están en el acuerdo general de INE.

Sugirió realizar algunos cambios como explicitar claramente en la redacción de la iniciativa que es para grupos no territoriales, ya que tienen una cobertura diferente.

Dijo que se debe indicar un porcentaje mínimo como se hizo en la década de los 90 respecto de las cuotas de mujeres; estipular la obligatoriedad de la cuota sobre grupos sociales para los partidos políticos y que la postulación por fórmula sea para personas integrantes del mismo grupo social; y tomar como referencia el Senado Belga que reserva un 10 por ciento para los grupos minoritarios frente a los dos grupos mayores.

Expertos coincidieron en que la iniciativa es una reforma de avanzada que visibiliza a sectores minoritarios, sin embargo, afirmaron hay problemáticas inmersas en el planteamiento de la reforma que puede generar dificultades.

 

CUOTA ARCORIS LABORAL

 

A su vez, el diputado local propuso que al menos el tres por ciento de las plazas en dependencias del gobierno de la Ciudad de México sean ocupadas por personas de la comunidad LGBTTI+.

La iniciativa presentada, busca reformar los artículos 7, 27, 46 y 53, de la Constitución local, para garantizar esos espacios de trabajo a las personas de la comunidad de la diversidad sexual.

“Las LGBTfobias siguen siendo parte de la vida cotidiana. Se encuentran presentes en el lenguaje y las imágenes con las que nos representamos como sociedad, casi sin cuestionamientos y se vale de la aparentemente permisiva etiqueta de lo normalizado”, Villanueva Ramos.

La iniciativa señala que se busca normar y aprobar una política de inclusión laboral para personas transgénero, travestis, transexuales y no binarias, misma que deberá ocupar una proporción no inferior al tres por ciento 3 por ciento del total de las plazas vigentes en las dependencias, órganos desconcentrados, y entidades del poder Ejecutivo de la Ciudad de México.

El diputado Royfid Torres reconoció que existe una deuda con la comunidad de la diversidad sexual y exhortó a crear una agenda de derechos que vaya más allá del discurso.