Variante obliga a más vacunas y uso de mascarillas en RU

LONDRES, Inglaterra (EFE).- El Gobierno del Reino Unido confirmó este domingo las primeras medidas que tomará para frenar la propagación de la variante Ómicron del coronovirus, que incluyen mascarillas, test PCR al regresar del extranjero y acelerar la dosis de refuerzo de la vacuna.

El ministro conservador de Sanidad, Sajid Javid, dijo a los medios que las mascarillas volverán a ser obligatorias en los comercios y el transporte público, aunque no en la hostelería, en Inglaterra a partir del martes, cuando también se espera que empiece a exigirse una prueba PCR, y no de antígenos, durante los dos primeros días de estancia en el país.

Las naciones de Escocia y Gales e Irlanda del Norte ya aplican la normativa sobre la mascarilla, mientras que Inglaterra -el territorio más poblado, con 56 de 77 millones de habitantes que tiene el Reino Unido- había eliminado todas las restricciones sociales el pasado julio.