Crece conflicto en el IPN; se suma Centro de Investigación

URBANO BARRERA

Foto: Urbano Barrera

Estudiantes de maestría y doctorado del Centro Mexicano para la Producción más Limpia (CMP+L) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) se unieron al paro total indefinido de labores y revelaron que su objetivo es terminar con el autoritarismo, imposiciones, corrupción, tráfico de plazas, simulación laboral y destrucción de proyecto de investigación en laboratorios científicos especializados.

Revelaron a la luz pública que en el CMP+L los directivos y ocupantes de las principales plazas académicas han sido impuestos, sin cumplir con protocolos de selección y desconociendo la Ley Orgánica y las reglamentaciones internas del IPN.

Jonathan Ricardo Restrepo García, Miguel Fernando Altamirano Muratalla y Genoveva Zúñiga Cruz de las maestrías y doctorado del CMP+L indicaron a Ovaciones que la situación de su unidad de investigación se replica en todas las escuelas, unidades profesiones y de posgrado del IPN.

El CMP+L es uno de los 20 centros de investigación científica y tecnológica del IPN que tiene la misión de proporcionar soluciones integrales al sector industrial y de servicios que les permitan contribuir a su desarrollo sostenible y sustentable, mediante asistencia técnica, innovación tecnológica y formación de recursos humanos competentes y es dirigido por Martha Cecilia Galaz Larios.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Remueven al director de Upiicsa; 12 escuelas del Poli siguen en paro

En la puerta del CMP+L y con la bandera rojinegra, Jonathan Ricardo Restrepo García, alumno consejero del Centro informó que “la razón principal por la cual el Centro Mexicano entró en paro total indefinido desde el lunes 19 de septiembre de 2022, es la no atención satisfactoria de nuestro pliego petitorio del 9 de septiembre; pedimos cambio de autoridades”.

Ello, empezando desde la directora del Centro Mexicano, Martha Cecilia Galaz Larios, debido a que no se ha cumplido con el reglamento interno, artículo 179 y del 22 al 29 de la Ley Orgánica.

Estos establecen que los nombramientos de director y subdirectores deben hacerse con base en la proposición de una terna elaborada por el Colegio de Profesores de Posgrado; se debe publicar en la Gaceta Politécnica y convocatoria pública.

“Sucede que en la dirección del Centro Mexicano Martha Cecilia Galaz Larios, desde diciembre del año pasado, funge como directora interina porque el director general así la nombró.

LEE TAMBIÉN: Instalarán mesa de diálogo con alumnos del IPN

Por ley quien debe fungir ante la renuncia del director anterior es el maestro decano, con el propósito de que máximo en un mes se iniciara el proceso de terna para un nombramiento de director definitivo, pero como en todo el IPN la Ley no se cumple, se nombra a incondicionales y amigos

“La situación se agravó porque el 15 de marzo 2020 el anterior director del IPN, nombró de manera definitiva al subdirector técnico de vinculación, maestro Ignacio García Sánchez y la subdirectora académica, doctora Rocío Sánchez Pérez, sin el debido proceso”, dice.

FIN A VICIOS Y CORRUPCIÓN

Los alumnos indicaron que su movimiento es pacífico y desean solucionarlo por la vía del diálogo, pues si se cumplen los compromisos de aplicar la ley y, por escrito, están en disposición de reiniciar labores a partir del próximo lunes.

“Tenemos toda la voluntad de levantar el paro el día lunes 26 de septiembre a partir de las ocho de la mañana, “si y sólo si” se precisa los puntos y las fechas para designar un nuevo director (a) y, con él o ella avanzar en el resto de los cargos”.

Miguel Fernando Altamirano Muratalla, del doctorado en el CMP+L, afirmó que desde hace dos años la situación se ha complicado y la relación entre alumnos y autoridades se deterioró.

Dijo que los alumnos especializados también son comunidad politécnica y lucharán para terminar con las imposiciones, corrupción, nombramientos por debajo del agua.

Somos, de los 20 Centros de Investigación, el único en paro”, añadió.

DESTRUYEN INVESTIGACIÓN

Genoveva Zúñiga Cruz de la maestría del CMP+L reveló que trabajando en laboratorio por más de un año, su producto de investigación fue arruinado por jóvenes asesorados por la doctora Diana Palma.

“Di aviso a las autoridades, pero no hubo atención y seguimiento. Al escalar en la búsqueda de ayuda encontré vicios, encubrimiento y protección de autoridades y cobros de salario sin asistir a clases”.

Se dice víctima de maltrato de parte de académicos como Abelardo Irineo Flores Vela y la doctora Diana Palma Ramírez, Rocío Sánchez, que han fungido como ayudantes sin ser esto legal.

No obstante, el grupo reconoce la apertura del titular del IPN, Arturo Reyes Sandoval, y el compromiso para no aplicar represalias a los participantes del movimiento, pero exigieron planteamientos concretos y verdaderos.

Las exigencias de la comunidad politécnica son incremento del presupuesto asignado en el ejercicio ordinario, aumento en la plantilla de docentes, destitución de directivos y funcionarios que ocupan plazas sin cumplir con la ley, establecer mecanismos de rendición de cuentas de las autoridades generales y de cada unidad académica, garantizar la seguridad dentro y fuera de los planteles.

Además, cero tolerancia, agresión, discriminación, acoso sexual, violencia de género y autoritarismo de funcionarios, trabajadores y profesores hacia los estudiantes.

También piden la recalendarización de todas las actividades del semestre 2023/1 que han sido suspendidas o afectadas por el paro de labores.

Deja una respuesta