Intentó López Hernández doblar a gobernadores: Álvarez-Icaza

RITA MAGAÑA

Foto: Cuartoscuro (archivo)

El coordinador del Grupo Plural en el Senado, Emilio Álvarez-Icaza, acusó al secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, de amenazar a gobernadores con retirar al ejército, si los senadores de sus partidos no votaban a favor de la reforma para ampliar hasta 2028 la presencia del ejército en las calles.

La denuncia de Álvarez-Icaza se suma a la del presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Creel, quien también mencionó que senadores fueron presionados, amenazados o chantajeados por el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) para aprobar la esa reforma, y les pidió que procedan penalmente.

LEE TAMBIÉN Insta Creel a senadores a denunciar chantajes

En entrevista, el coordinador del Grupo Plural en el Senado señaló que López Hernández fue el gran perdedor después de que Morena y sus aliados decidieron regresar a comisiones el dictamen.

“El principal damnificado de lo que ocurrió es Adán Augusto y el Presidente, así sin duda, Monreal no paga la factura, porque él no fue el operador, es decir vimos las fotos de Adán Augusto visitando…es el responsable de la operación y lo que paso, y con copia para Palacio Nacional”, expuso.

Aseguró que el responsable de la política interior del país estuvo a cargo de las negociaciones y el cabildeando con opositores para “doblarlos” a como dé lugar.

Dijo que no son especulaciones o sospechas, sino que directamente varios de los amagados se lo confirmaron.

“Están literalmente amenazando con retirar el ejército a los gobernadores de oposición, están ofreciendo cargos, puestos, dinero o incluso hasta amenazando con abrir carpetas de investigación, es lo que le llaman compra-coacción del voto, sus operadores, su subsecretario y sus personeros”, detalló.

El ex ombudsman capitalino reconoció que el triunfo de la oposición en el Senado fue temporal y Morena sólo ganó tiempo, y advirtió que la presión del gobierno federal continuará en los próximos días para conseguir los votos por las buenas o por las malas.

“Entonces claro que tienen tiempo, claro que tienen chequeras, tienen recursos, pero es por un lado el uso faccioso de la justicia, no para usar el aparato de justicia contra la corrupción y la impunidad, sino para hacer arreglos y tener más poder, esa es la vileza de lo que se sigue operando ahora”, reclamó.

Álvarez-Icaza, dijo que si la negociación la sigue llevando el secretario de Gobernación, no le querrá cambiar ni una coma, pero si el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, la retoma, como los tres primeros años, se pueden construir acuerdos, en el ánimo de buscar un consenso.

Reconoció la entereza y firmeza de casi todo el bloque opositor, que no permitió esta reforma, pero si Morena hubiera tenido los votos para concretarse, sería la que estaría festejando y claramente tienen cara de derrota.

Deja una respuesta