En impasse, aprobación de permanencia del Ejército en calles

POR RITA MAGAÑA

Foto: Daniel Hidalgo / El Sol de México

El pleno del Senado aprobó por mayoría de votos devolver a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Segunda el dictamen que reforma la Constitución para prolongar hasta 2028 la presencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

Las comisiones hicieron llegar a la Mesa Directiva, a las 14:26 horas, el escrito con la petición, bajo el siguiente argumento:

“El propósito de esta solicitud es que las comisiones dictaminadoras podamos contar con mayor tiempo de análisis y, en su caso, replantear el texto del proyecto de decreto elaborado y trabajar sobre un nuevo proyecto que logre el consenso de los grupos parlamentarios que concurren en estas comisiones”.

La solicitud fue rubricada por Eduardo Ramírez y Rafael Espino, presidentes de las comisiones de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Segunda, respectivamente.

Esta solicitud se hizo acompañar de las rúbricas de los senadores José Antonio Álvarez Lima, Imelda Castro Castro, Gabriel García Hernández, María Soledad Luévano Cantú, Lucía Meza Guzmán, José Narro Céspedes, Raúl Cacho Cué y Joel Padilla Peña, integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales.

Contó también con las firmas de los senadores Faustino López Vargas, José Antonio Álvarez Lima, Eli Cervantes Rojas, María Merced González González, Sergio Pérez Flores, Félix Salgado Macedonio y Raúl Bolaños Cacho Cué, integrantes de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda.

Sin embargo, la oposición acusó a la mayoría de Morena de violentar el procedimiento legislativo por presentar a las 12:37 horas, en principio, un primer oficio que no cumplía con las formalidades, para solicitar la devolución del dictamen.

Al que argumentó que era al que tenía que dársele trámite y no al segundo, porque “esta facultad sólo puede ser ejercida en una ocasión respecto del mismo dictamen”.

Alejandro Armenta, presidente del Senado, aclaró que al primer oficio no se le dio trámite y explicó por qué:

“Que no tuvo trámite el primer oficio, no tuvo trámite, porque no reunía los requisitos a la vista, por lo tanto voy a dar de conocimiento los escritos correspondientes y desde luego los sellos de recibido”.

Al iniciar la discusión del dictamen y al presentar un voto particular, Ricardo Monreal, coordinador de Morena, defendió la propuesta que calificó de oportuna, racional, sensata y previsora.

Pero, planteó a la oposición devolver el dictamen a las comisiones dictaminadoras para un mayor análisis.

“Demos tiempo a la discusión, ¿es lo que quieren? Demos más tiempo. ¡Ah!, ahora resulta que no quieren. Lo que yo estoy haciendo eco es de las expresiones que escuche en la tribuna, que nos acusan de compra, de premura, de presión. No. No queremos ocultar nada, actuamos con limpieza y actuamos con transparencia. Eso es lo que quieren, eso hagamos. La mayoría no está de acuerdo con sus insultos, la mayoría no está de acuerdo con sus conjeturas falsas. Somos una fracción limpia y vamos a discutir hasta cuando sea necesario. ¡Qué viva México!”.

LEE TAMBIÉN:  Definirá Senado permanencia del Ejército hasta 2028

Los opositores rechazaron de inmediato el ofrecimiento.

Emilio Álvarez Icaza, senador del Grupo Plural, acusó una extorsión política con la seguridad pública, como pretexto, ya que el motivo real no era el tiempo, sino que Morena no contaba con los votos suficientes para aprobar la iniciativa y por eso pretendía posponer la discusión.

La priísta Claudia Ruiz Massieu, aseveró que la propuesta de Monreal tenía más un espíritu político, pues no ofrecía la voluntad de construir una Guardia Nacional civil ni fortalecer las policías estatales y municipales.

Al unísono la oposición le gritó a Monreal: “¡No traían los votos!” “¡No traían los votos!”.

Sin embargo, en una segunda ocasión, Monreal subió a tribuna para reiterar su propuesta.

“Creo que deberíamos tomarle la palabra a la mayoría, lo he conversado con legisladores en lo individual de que regresemos a comisiones, permítanme terminar, es que están demasiado intensos, están demasiado febriles, animados, por no decir otra cosa, no hay que enojarse, no hay que enojarse, hay que buscar alternativas”.

Germán Martínez, senador del Grupo Plural, cuestionó a Monreal si esta propuesta tenía como propósito buscar más votos de la oposición, para conseguir la mayoría calificada que no tenía en ese momento.

“De extender el mandato, incluso, extender la discusión, incluso extender el plazo para ver cuántos más agarra Adán Augusto y a ver sí le quita candidatura a usted y le da un codazo a Claudia Sheinbaum y se baja a Ebrard y se lucen con el presidente. ¿Cuánto tiempo quieren para lucirse con el presidente?, allá andaba en el Hotel Emporio el señor”.

Antes de que Alejandro Armenta suspendiera la discusión del dictamen, el oficialismo rechazó con 61 votos en contra y 38 en pro una moción suspensiva presentada por Nadia Navarro, senadora del PAN, que solicitó que el dictamen fuera devuelto a comisiones, argumentando que la continuidad de las Fuerzas Armadas exigía consensos y escuchar a expertos, a los gobernadores y a la sociedad civil.

Al fundamentar el dictamen para su aprobación, Eduardo Ramírez, senador de Morena y presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, afirmó que con esta reforma no se militariza al país.

“No son suficientes los cinco años, esa es nuestra conclusión y reflexión, como senadores de México, comprometidos con la transformación del país. Hoy, como ayer, tenemos que honrar el trabajo de las Fuerzas Armadas, no hacerlo sería un acto de ingratitud. No es militarización, es acompañamiento”.

Lo secundó el también morenista Rafael Espino de la Peña, presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda que, destacó que el cambio de 5 a 9 años de la permanencia de las Fuerzas Armadas era sólo un reconocimiento de ajuste en la estrategia de seguridad pública del gobierno y la medida sólo de carácter administrativo, aunque se trate de una reforma a la Constitución.

La priísta Claudia Ruiz Massieu, advirtió que con esta reforma se debilita a las Fuerzas Armadas, cumple con la consigna de militarizar al país y con el capricho de que se puede intentar ‘doblar’ a la oposición en perjuicio de las instituciones democráticas.

Lamentó que el grupo mayoritario establezca falsos debates e intente remediar estrategias de seguridad fallidas.

“Ustedes han sembrado la falsedad de que si este dictamen es rechazado, la Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas se retirarán del territorio y de su despliegue territorial, nada más falso. (…) Las Fuerzas Armadas también van a poder seguir ayudando a las policías civiles por lo menos de aquí hasta 2024, porque así lo dice la Constitución y si expirará ese plazo y no se prorrogará, el presidente de la República tiene su facultad (…) de siempre utilizar a la Fuerza Armada Permanente en auxilio de las policías civiles cuando haya una situación extraordinaria y justificada. Dejen de mentir”.

La panista Kenia López, cuestionó la constitucionalidad de la propuesta y resaltó que el origen de esta reforma es la extorsión.

“El origen de esta reforma es la extorsión, lo que hoy estamos discutiendo es el resultado de la amenaza a los opositores. Si hoy se atreven a amenazar, ¿Imagínense lo que pensarán hacer militarizando a México? Piénselo muy bien. Este régimen le quieren dar el poder de decidir sobre las acciones de las Fuerzas Armadas cuya fortaleza radica en que obedecen órdenes, todas las órdenes, cualquier orden. Aquí el problema señoras y señores de Morena es ¿quién va a dar esas órdenes?, un régimen que persigue opositores, que amedrenta a sus críticos, que usa el Poder Judicial para amenazar a los disidentes. Y ustedes, señores de Morena, ¿creen que están a salvo, señores de Morena”.

Antes, Noé Castañón de Movimiento Ciudadano, aseveró que el dictamen iba en contra de los principios de civilidad del que deben gozar las instancias de seguridad pública.

Se pronunció por fortalecer a las policías estatales y municipales, sin necesidad que incursionen las Fuerzas Armadas.

Un comentario

  1. Pingback: Intentó López Hernández doblar a gobernadores: Álvarez-Icaza

Deja una respuesta